Google Ads 266-622-8980

 

 

El patín sobre ruedas es un tipo de patín empleado para deslizarse sobre una superficie cualquiera gracias al rodamiento de las ruedas que lleva debajo sobre el suelo. Puede acoplarse al calzado o formar parte de una bota que lo lleva incorporado en su base.

El primer patín sobre ruedas patentado fue introducido en 1760 por el inventor Belga John Joseph Merlin, su invento no era más que un patín sobre hielo con ruedas en lugar de una cuchilla. Al ser muy rudimentarios era muy difícil frenar, y acelerar. Por lo que no llegaron a ser muy populares.

Actualmente los patines en línea han ido evolucionando poco a poco, y se han ido ramificando en distintas modalidades de patinaje. Su popularidad ha ido aumentando tanto como método de transporte, pasatiempo o deporte. Los deportes de patinaje artístico, o patinaje de velocidad han cobrado mucha popularidad, tanta que el patinaje de velocidad se propuso oficialmente como deporte olímpico en el 2000.

Patín de ruedas tradicional

El patín sobre ruedas tradicional es un tipo de patín sobre ruedas en el que las ruedas se distribuyen en grupos de dos, compartiendo un eje, teniendo por lo cual cuatro ruedas cada patín, dos delante y dos detrás. Los ejes del patín están unidos a una plantilla, que puede ser metálica, o de fibra sintética, que les permite articularse, admitiendo una gran variedad de movimientos. Esta plantilla cuenta con un freno en la parte delantera, que suele ser de caucho o goma, y está atornillado a esta. A su vez la plantilla se encuentra atornillada a la bota, que suele contar con unos refuerzos específicos(según el fin que se le quiera dar al patín),en diferentes lugares. El sistema de cierre de la bota suele ser mediante cordones.

Este tipo de patines suelen ser utilizados para el hockey sobre patines o el patinaje artístico, siendo diferentes los modelos de bota, ya que el de patinaje artístico es menos robusto que el de hockey, y cuenta con un pequeño tacón, que estiliza el patinaje para darle un mayor bienestar.

 

Es muy habitual oír a padres y madres diciendo que la profesora de artístico ha dicho que los patines que sus hijos llevan no sirven para patinar en la calle. Esto en parte es verdad, pero hay que matizar.

¿Sabías que puedes patinar en la calle con tus patines de artístico y hockey? 

Lo único que tienes que hacer es cambiar las ruedas de pista por unas de calle adecuadas.

Tus ruedas de pista son ruedas muy duras; están pensadas para parqué y superficies pulidas y no sirven para patinar en la calle, entre otras cosas, porque:

  • no se deslizan sobre superficies rugosas,
  • transmiten las irregularidades del terreno a las piernas (la típica sensación de temblor), y
  • se estropearían el primer día.

Las ruedas de calle, en cambio, están fabricadas con una fórmula especial de poliuretano mucho más blanda y amortiguan perfectamente las irregularidades del terreno. Pasan por encima de las irregularidades y restos de suciedad sin dificultad, recuperando la circunferencia automáticamente, y permiten rodar en la calle con total comodidad.